A- A A+
Dic
14

Con arte, Bogotá transforma entornos escolares de 15 colegios oficiales

Con arte, Bogotá transforma entornos escolares de 15 colegios oficiales

La Administración Distrital llenó de color las fachadas de estas instituciones para mejorar la convivencia escolar y promover la apropiación de los territorios. Conozca el resultado de estas intervenciones con las que estamos haciendo de los colegios de la ciudad escenarios de reencuentro, reconciliación y paz.

Gracias a una alianza entre la Secretaría de Educación del Distrito (SED) y el Instituto Distrital de las Artes (Idartes), 15 colegios de Bogotá de las localidades de Santa Fe, San Cristóbal, Rafael Uribe Uribe y Tunjuelito están transformando sus entornos escolares, llenando de color y vida las fachadas a partir de un diseño construido por artistas especializados en muralismo con la participación directa de 1451 estudiantes, maestros y padres de familia.

Esta es una de las estrategias que implementa la Secretaría de Educación en el marco del ‘Programa Integral de Mejoramiento de los Entornos Escolares’, una apuesta pionera e intersectorial del gobierno ‘Bogotá Mejor para Todos’ que busca garantizar que los colegios sean espacios seguros y protectores de las niñas y los niños.

Las intervenciones artísticas tienen como objetivo aportar al embellecimiento interior y exterior de los colegios, así como promover en las comunidades educativas la apropiación y resignificación del territorio, por lo que participan directamente en el diseño de cada uno de los murales. Durante el 2016, se realizaron intervenciones artístico-pedagógicas en 8 colegios oficiales de la localidad de Los Mártires y uno de Teusaquillo.

De acuerdo con Jorge Celis, subsecretario de Integración Interinstitucional de la SED, “desde la administración del alcalde Enrique Peñalosa estamos convencidos de que la vida escolar sucede tanto dentro como fuera de los colegios. Por eso, transformamos estas fachadas para que estudiantes, padres, maestros y vecinos de las comunidades aledañas se apropien de los espacios, los protejan y centren su atención en las niñas y niños que allí transitan”.

Conozca el resultado de esta estrategia artístico-pedagógica en las 15 instituciones educativas:

En el colegio Gustavo Restrepo, de la localidad de Rafael Uribe Uribe, el mural 'Libre Marioneta' pintado por el artista Criter representa la libertad y el poder del arte, el graffiti y la música. Este se encuentra ubicado en la fachada posterior de la institución educativa, en donde, como explica el profesor Óscar Puentes, “una intervención de este tipo le cambia ‘la cara al colegio’, logrando que un lugar poco transitado se convierta en un escenario en el que la comunidad se interese, se acerque y se apropie de la transformación”.

Las fachadas del colegio Jorge Soto del Corral ahora lucen la imagen de una casa amarilla, símbolo de esta comunidad educativa y de su identidad institucional. En este colegio de la localidad de Santa Fe, la intervención artística realizada por el artista Skore significó una oportunidad para rescatar la historia de un lugar emblemático y reconocido por todos, para fortalecer el sentido de pertenencia.

En el barrio La Perseverancia de la localidad de Santa Fe, los muros ahora expresan los saberes tradicionales de esta comunidad gracias a la intervención artística realizada en el colegio Manuel Elkin Patarroyo, la cual resalta elementos como el maíz, que hace alusión al Festival de la Chicha que se celebra en la plaza de mercado y a la cultura indígena muisca.

En el suroriente de Bogotá, el artista Kabe One plasmó en el colegio La Belleza Los Libertadores los sueños y anhelos de una comunidad educativa que en su día a día disfruta de un paisaje ‘verde’, rodeado por montañas que son recreadas dentro del mural junto a otros elementos deportivos y musicales que tienen valor para los jóvenes de esta institución.

El mural 'Sueña en grande', elaborado por el colectivo artístico PDV Crew en el colegio José Martí de la localidad de Rafael Uribe Uribe, expresa la importancia de los deportes y la cultura para transformar el entorno escolar. Los estudiantes y maestros quisieron plasmar en él cómo un entorno gris se llena de alegría con pasiones como el fútbol y el ciclismo.

A través de los laboratorios creativos, los estudiantes del colegio Ciudad de Bogotá identificaron aquellos elementos que querían plasmar en las fachadas de su institución educativa, a la que ven como una ‘ciudad de sueños’. La posibilidad de imaginar a través de los libros, así como las palomas que simbolizan la paz, están presentes en la composición elaborada por el artista urbano CEOS, quien también integró una frase del estudiante Miguel Zea: “donde un utópico sueño se convierte en un país tan bello”.

El cuidado del medioambiente es una de las principales apuestas del colegio San Benito Abad. Esto es lo que refleja una propuesta artística que recoge los valores de la madre tierra en la figura de una mujer; la fuerza de la naturaleza en las imágenes de aves, libélulas y de la cuenca del río Tunjuelito, y las mariposas amarillas que hacen alusión al principal referente literario de los jóvenes que participaron en la elaboración de este diseño, que fue pintado por el colectivo Pigmento 33.

El frailejón, el colibrí, el jaguar, el ave fénix, el fuego, la tierra, el sol, la luna, las estrellas y los rostros de niñas y niños se encuentran representados en las fachadas del colegio Los Pinos, en donde 43 miembros de la comunidad educativa participaron activamente en el desarrollo de una propuesta artística con enfoque ambientalista que pintó el colectivo artístico comunitario Tribu Laches.

La fauna y la flora son protagonistas del mural que se creó en el colegio Nueva Delhi de la localidad de San Cristóbal, en el que a través del color los estudiantes y maestros buscaron resaltar elementos del hábitat y la ruralidad como un llamado para promover el cuidado del entorno en que se habita. Allí, el artista ARK acompañó el proceso de diseño y desarrollo del mural.

Alrededor de la palabra utopía, la comunidad educativa del colegio San Carlos de la localidad de Tunjuelito quiso plasmar diferentes elementos de la naturaleza, como la fauna en extinción y la flora que se quiere preservar en Colombia. El mural, desarrollado por el artista urbano Plom, hace un llamado a las generaciones actuales y futuras de estudiantes para promover la conservación del entorno natural.

En el colegio Misael Pastrana Borrero, de la localidad de Rafael Uribe Uribe, la fachada exalta la educación como una herramienta para aprender, expresarse y cumplir los sueños. A través del arte, este mural elaborado por el colectivo de artistas BTCS rinde homenaje a la creatividad de los estudiantes de esta institución educativa.

“Cree en tus sueños” es el mensaje que busca transmitir la intervención artístico-pedagógica que se realizó en el colegio Antonio José Uribe, en donde la comunidad educativa quiso plasmar reflexiones positivas y un esquema de colmena que simboliza los valores y sentidos que los jóvenes más admiran: familia, trabajo en equipo, colectividad, fortaleza y esfuerzo. El artista urbano Sowen fue el encargado de plasmar con colores esta propuesta conceptual.

La transformación de la fechada de la institución educativa La Victoria, de la localidad de San Cristóbal, es el resultado de un trabajo de co-creación entre la comunidad educativa y el dúo de artistas ECKS/ZUE. El águila es el elemento principal y símbolo del escudo del colegio, por lo que ocupa un lugar preponderante dentro del mural, en el que se retratan también los animales, la naturaleza y la equidad entre el hombre y la mujer.

Este mural, desarrollado por el artista Sywek, refleja el trabajo realizado por estudiantes y maestros del colegio Clemencia Holguín de Urdaneta, quienes quisieron destacar la vegetación y los ecosistemas del entorno para fomentar el respeto y cuidado hacia estos. Con la frase ‘Vive alegre’, la comunidad invita a la sana convivencia en la localidad de Rafael Uribe Uribe.

En el colegio Juan Evangelista Gómez, la intervención artística refleja la importancia de esta comunidad educativa dentro del entorno en que se encuentra, en donde es percibida como ‘un faro’ por ser la institución que ha permitido la formación de tres generaciones de habitantes. Este mural fue elaborado por el colectivo Uhsual e integra elementos y colores propuestos por los estudiantes y maestros, así como una frase que lo identifica: “un faro que irradia cultura”.

Fotos: Secretaría de Educación del Distrito e Idartes

Porque una ciudad educadora es una Bogotá mejor para todos.