A- A A+
Ago
03

Reto IBE 2018: Bogotá busca al colegio más innovador en bienestar estudiantil

Reto IBE 2018: Bogotá busca al colegio más innovador en bienestar estudiantil

Estudiantes de grados 9º, 10º y 11º de instituciones oficiales participan en la segunda versión de este concurso que combina ingeniería, creatividad y soluciones para estudiar mejor.

Un sensor de movimiento para evitar siniestros viales, una máquina procesadora de jugos y compotas que funciona con energía limpia y un ‘botiquín verde’ en forma de huerta hidropónica fueron las ideas ganadoras del Reto IBE - Ingeniería para el Bienestar Estudiantil 2017.

Para su versión 2018, el concurso impulsado por la Secretaría de Educación del Distrito y la Asociación Colombiana de Facultades de Ingeniería (Acofi) busca nuevamente a los colegios más innovadores para promover con soluciones prácticas la movilidad escolar sostenible, los estilos de vida saludable y la gestión efectiva del riesgo en instituciones educativas de la ciudad.

Los participantes de este año son 10 de los 43 colegios oficiales que actualmente participan en la estrategia Planes Integrales de Bienestar Estudiantil (Pibes), con la que el gobierno de Enrique Peñalosa trabaja por el bienestar integral de las niñas, niños y jóvenes de los colegios públicos de la capital. 

“A través de este trabajo con Acofi queremos que los jóvenes que estudian en nuestros planteles tengan más oportunidades de potenciar sus habilidades y que sean parte activa de estrategias como Pibes que promueven el bienestar integral de nuestros estudiantes”, explica Adriana González, subsecretaria de Acceso y Permanencia de la Secretaría de Educación del Distrito.

Por su parte, el ingeniero Luis Alberto González Araujo, director Ejecutivo de Acofi, explica que esta alianza con la Secretaría de Educación se fundamenta en dos ejes: las relaciones interinstitucionales para fomentar la política pública y el talento para la ingeniería, en donde se busca incentivar a los jóvenes para que opten por la ingeniería como profesión y logren acceder y culminar exitosamente sus estudios. 

“Desde esta perspectiva, el Reto IBE es una experiencia muy valiosa porque les da a los estudiantes una visión más amplia de lo que la ingeniería le puede aportar al desarrollo de las comunidades educativas”, asegura el director. 

Los tres proyectos ganadores del Reto IBE 2018 viajarán a Cartagena para ser parte del Encuentro Internacional de Educación en Ingeniería (EIEI Acofi 2018), del 18 al 21 de septiembre. Igualmente, los estudiantes inscritos en este concurso, contarán con la asesoría de estudiantes de último semestre de facultades de ingeniería que hacen parte de Acofi..

Ideas campeonas por el bienestar estudiantil

Tres estudiantes de las localidades de Ciudad Bolívar, Kennedy y Los Mártires, fueron los ganadores de la versión 2017 de este reto donde, de una manera creativa, plantearon soluciones viables para mejorar el bienestar estudiantil en sus instituciones educativas. Estas son sus historias:

Un sensor de movimiento para evitar siniestros viales

Sergio Sánchez tiene 16 años, es orgullosamente campesino y durante su vida escolar en el colegio rural Quiba Alta, de Ciudad Bolívar, descubrió que los árboles ubicados en la última curva de la vía que conecta a la institución educativa, dificulta la visibilidad de los conductores que por allí transitan, así como la de los estudiantes que entran y salen del colegio.

Para evitar siniestros en la vía, decidió crear un sensor que pueda alertar tanto a peatones como conductores. “El objetivo con este sensor es que cuando este detecte un vehículo que vaya subiendo hacia el colegio, active una alarma para que los estudiantes sepan que deben esperar a que el carro pase y así evitar siniestros”, explica Sergio.

Aunque debió marcharse nuevamente de Bogotá, su paso por el Reto IBE marcó su vida, por eso, desde Leticia, Amazonas, continúa soñando con ingresar a la universidad, pero no para volver a la ciudad, todo lo contrario, pues para él, el futuro está en el campo.

“Pienso que el campo está lleno de oportunidades y yo quisiera aportar mi granito de arena para dignificarlo y aprovechar mejor sus recursos, por eso mis opciones son la ingeniera la agrícola, la agroindustrial o la forestal, y eso lo tengo claro gracias al Reto IBE porque este concurso fue la confirmación de que la ingeniería puede ayudarnos a resolver problemas de nuestro entorno”, concluye Sergio.

‘Maquieneco’, la máquina procesadora de jugos y compotas que funciona con energía limpia

“A los chicos que van a hacer parte del Reto IBE 2018 yo les diría que abran los ojos porque este espacio es la oportunidad perfecta para llevar la imaginación al límite”, asegura Karen Lorena Ortega Sierra, una joven de 19 años, exalumna del colegio Rodrigo de Triana de la localidad de Kennedy y que, el año pasado, participó en el Reto IBE con ‘Maquieneco’, una máquina procesadora de jugos y compotas que funciona con la energía mecánica que produce el mecanismo de pedal de una bicicleta.

“Cuando llegó el Reto IBE vi la oportunidad de crear esta máquina para que mis compañeros tuvieran una opción diferente y que llamara su atención para que comieran más frutas y verduras”, explica Karen quien luego de graduarse del colegio en 2017, ingresó al SENA donde se encuentra estudiando mantenimiento mecatrónico de automotores.

Para Karen, el Reto IBE marcó su futuro pues asegura que antes de este concurso, su camino profesional no era claro. “Antes de llegar la propuesta de Acofi y la Secretaría, estaba desorientada, entonces llegó el concurso, participé, quedé finalista y cuando llegué a Cartagena y me di cuenta de que todo lo que podía lograr cuando me lo proponía, me ayudó a centrarme en lo que me inspira que para mí, es ayudar a los demás porque no quiero ser egoísta y quedarme con mi conocimiento, todo lo contrario, quiero crear máquinas y cosas que puedan ayudar a los demás”, asegura Karen que espera concluir sus estudios tecnológicos para continuar con ingeniería mecánica, mecatrónica o aeronáutica.

Un ‘botiquín verde’ en forma de huerta hidropónica

Paula Valentina Lozano Elejalde del Colegio Técnico Menorah, nunca se imaginó que su huerta hidropónica con hierbas medicinales para ayudar a disminuir dolores comunes entre sus compañeras de clase como las jaquecas y los cólicos menstruales, sería uno de los proyectos ganadores del Reto IBE 2017.

“Tuve pocos días para realizar el proyecto final, pero la estudiante universitaria que me acompañó en el proceso me sirvió mucho y con el apoyo de mi papá saqué adelante esta idea. Cuando gané me sentí orgullosa de haber podido transformar una necesidad que tenemos en el colegio, donde todas somos niñas, en una idea realizable”, asegura Paula, estudiante de décimo grado de este colegio femenino de la localidad de Los Mártires.

Viajar en avión y conocer el mar fue para Paula la “cereza del pastel” de una experiencia que, asegura, jamás olvidará. “El viaje a Cartagena fue muy gratificante, las charlas, las conferencias y el contacto con otras personas me hizo crecer bastante y me abrió una puerta inmensa al conocimiento que ahora disfruto y valoro, por eso a los chicos que van a ser parte del Reto este año solo les digo que se motiven, que la den toda, que piensen lo más loco, lo más innovador, que allá los van a guiar y lo van a disfrutar”, concluye Paula Valentina.

El Reto IBE 2018 ya está en marcha, los voluntarios de Acofi iniciarán su proceso de asesoría con los estudiantes participantes y se espera que en los primeros días de septiembre se den a conocer los ganadores que van a participar en el EIEI Acofi 2018, el encuentro de la academia de ingeniería más representativo de la región.

Porque una ciudad educadora es una Bogotá mejor para todos.