A- A A+
Oct
27

Llega ‘Simonu 2015’: colegios de Bogotá debaten para cambiar el mundo

Llega ‘Simonu 2015’: colegios de Bogotá debaten para cambiar el mundo

Estudiantes de instituciones públicas y privadas discutirán temas tan complejos y trascendentales como el desarme, el cambio climático y la superación de la pobreza. Conozca cómo es participar en el modelo de simulación de las Naciones Unidas más grande de Latinoamérica, que se llevará a cabo los próximos 29 y 30 de octubre.

Más de 2 mil niñas, niños y jóvenes de la capital integran las 141 delegaciones de colegios públicos y privados de Bogotá que participan este año en el modelo de Simulación de la Organización de las Naciones Unidas más grande de Latinoamérica: Simonu.

El encuentro de construcción de ciudadanía, en el que los estudiantes de la ciudad participan en un juego de roles asumiendo como secretarios, presidentes de comisión y delegados de un país ante la ONU, forma parte de una alianza de la Secretaría de Educación del Distrito (SED) con el Centro de Información de las Naciones Unidas en Colombia (CINU), en el programa de Educación para la Ciudadanía y Convivencia.

Conozca cómo es la preparación para esta simulación de las Naciones Unidas que se lleva a cabo por tercera vez en la capital, en la voz de sus protagonistas: dos estudiantes y un maestro de los colegios de Bogotá.

“Simonu me hace soñar con trabajar en la ONU”

Con estas palabras, Daniela Valentina Enciso, estudiante de grado 11° del colegio Técnico Menorah, de la localidad de Los Mártires, ratifica el impacto que esta iniciativa distrital ha tenido en su vida y en lo que espera para su futuro.

Desde el año 2013 es una de las líderes estudiantiles involucrada en este proceso. Para entonces, participó como delegada de Cuba. “Conocí un país, todas sus problemáticas y todo lo que puede aportarle al mundo”, recuerda.

Este año se desempeña como presidenta del Consejo de Seguridad de la ONU. Tiene a su cargo analizar las consecuencias del terrorismo cibernético en la seguridad internacional, un debate de gran impacto cuyas discusiones se llevarán a cabo, como en el organismo internacional, en inglés.

“Esta experiencia es increíble. Me aportó la confianza para expresarme en inglés y debatir como si fuera mi idioma natural”, cuenta la joven.

En las jornadas interlocales, que se realizaron como preparación previa para el encuentro distrital, Daniela ha guiado las discusiones de los jóvenes delegados que se encuentran en el Consejo de Seguridad, demostrando que los colegios públicos de Bogotá ofrecen las herramientas necesarias para el aprendizaje de una lengua extranjera.

En esta dirección, la estudiante explica que “Simonu rompe las barreras y prejuicios que existen en la ciudad. Nos permite crear un diálogo entre localidades, con personas diversas, con más oportunidades o conocimientos, de quienes hay mucho que aprender”.

A sus 16 años, además de haber aprendido sobre política y relaciones internacionales, Daniela se ha formado como líder y desde ya está pensando en lo que quiere para su proyecto de vida.

“Me gustaría estudiar ciencias políticas. La simulación de las Naciones Unidas me llevó a tomar esta decisión, porque me encanta discutir y plantear soluciones. Sé que esto es lo mío y que cuando sea grande quisiera trabajar en la ONU o ser embajadora”, concluye la joven, tras destacar que es impresionante el nivel que alcanzan los argumentos y discusiones de todos los participantes.

“Simonu cambia nuestros mundos”

Convencida de que el modelo de simulación distrital de las Naciones Unidas es una experiencia que ha transformado su vida, Juanita Flórez Henao, estudiante de grado 10° del colegio privado Cristo Rey de Bogotá, explica con emoción la preparación que han realizado antes de sentarse a discutir en el encuentro que se llevará a cabo los próximos 29 y 30 de octubre.

“He tenido la oportunidad de participar en otros modelos. Y en este 2015 noté el gran cambio que hay, gracias a la preparación previa que hemos realizado en eventos interlocales, que nos permitieron aterrizar muchas de nuestras discusiones a nuestros contextos más próximos”, resalta.

Juanita habla con mucha propiedad sobre el papel que desempeñará en esta versión de Simonu, en donde, así como Daniela, será presidenta del Consejo de Seguridad de la ONU. Sobre esta experiencia, resalta que lo más importante es que este es un escenario que permite acercar las realidades de niñas, niños y jóvenes, que, de otra manera, probablemente nunca se habrían conocido.

Por eso, cree firmemente que “Simonu une a los estudiantes como ciudadanos. Nos ayuda a crear lazos y a encontrar soluciones entre personas que queremos cambiar el mundo, aportar para mejorar la ciudad y el país”.

Luego de haber participado en dos oportunidades en el modelo de simulación, Juanita continúa sorprendiéndose con el talento de todos los asistentes. “Siempre tienes la idea de que son jóvenes los que participan, por eso, no esperaba ver a niños de 9 o 10 años pensando en cómo cambiar el mundo con propuestas increíbles. Esto es muy emocionante”, concluye.

“Simonu es un laboratorio de ciudadanía”

Para Mauricio Piñeros, profesor del colegio Nicolás Esguerra y orgullosamente maestro de la educación pública de Bogotá desde hace 8 años, Simonu es una experiencia única para docentes y estudiantes.

“Hace más de una década había tenido la oportunidad de participar en este tipo de ejercicios en colegios privados. Apenas supe de la iniciativa de la Secretaría de Educación quise vincularme y desde eso este ya es el tercer año”, cuenta el docente.

Convencido del impacto pedagógico del modelo, Mauricio no duda a la hora de invertir horas extras en tardes, noches o fines de semana, cuando se trata de preparar a los estudiantes de su institución educativa que llegarán a la simulación.

“Los docentes debemos integrarnos y meterle mucho entusiasmo, para hacer posible este encuentro que brinda otro tipo de aprendizajes y empoderamientos”, recalca el docente.

Además, este profesor tiene la certeza de que el modelo sirve para mucho más que fortalecer los saberes en ciencias sociales. “No solo el aprendizaje está en juego, sino la formación del ser humano”, explica.

En ese sentido, asegura que Simonu es un laboratorio de construcción de ciudadanía en el que los participantes se forman en liderazgo, autonomía, empoderamiento sobre sus derechos y deberes y sensibilidad frente al rol de cada ciudadano y cada país en la construcción de un mejor mundo.

Para este docente de grado 9°, es claro que el modelo de simulación reformula conceptos como democracia y ciudadanía y acerca las realidades de jóvenes de todos los estratos sociales, el cual ha permitido materializar el proyecto de Educación para la Ciudadanía y la Convivencia, una política educativa que promueve la formación integral de los estudiantes de los colegios públicos de Bogotá.

Pero además de los saberes que se llevan sus alumnos, él también ha tenido mucho que aprender en este espacio. “A mí me ha permitido concebirme como una mejor persona, a partir de las experiencias que surgen con estudiantes y docentes de Bogotá. El modelo nos transforma a todos como seres humanos a través del diálogo y la palabra”.

 

free porn Hotmail Iniciar Sesión Hotmail Kur msn aç Hotmail Kaydol Hotmail Kaydol