A- A A+
May
25

Preguntas frecuentes Oficina de Control Disciplinario

 

Puede hacer uso del aplicativo Sistema Distrital de Quejas y Soluciones al que accede en la página http://www.bogota.gov.co/sdqs, siguiendo las instrucciones que allí se proporcionan.
 
Igualmente, puede presentar la queja por escrito, el cual debe ser radicado ante la Oficina de Servicio al Ciudadano de la SED, en las ventanillas previstas para ello, situadas en el primer piso del edificio ubicado en la Avenida el Dorado No. 66-63.

 

De conformidad con lo señalado en el artículo 90 (parágrafo único) de la Ley 734 de 2002 la intervención del quejoso se limita únicamente a presentar y ampliar bajo la gravedad de juramento la queja formulada en contra del funcionario público.
 
También tiene la posibilidad de aportar las pruebas que tenga en su poder y a recurrir la decisión de archivo o fallo absolutorio que se produzcan dentro de la actuación.

 

De acuerdo con lo establecido en el numeral 24 del artículo 34 de la Ley 734 de 2002, todo funcionario público se encuentra obligado a denunciar las faltas disciplinarias de las cuales tenga conocimiento, salvo las excepciones legales.
 
Para ello debe presentar el informe dirigido a la Oficina de Control Disciplinario de la SED, para su respectiva valoración. Es importante hacer una descripción detallada de las circunstancias de tiempo, modo y lugar de los hechos denunciados, así como aportar los elementos de prueba que tengan al alcance.

 

Todo funcionario público tiene el deber de denunciar las faltas disciplinarias de las cuales tenga conocimiento. Por lo tanto, si un jefe de una dependencia, tiene conocimiento de situaciones de este tipo, debe presentar el respectivo informe ante la Oficina de Control Disciplinario.
 
No obstante, frente a aquellas situaciones que afectan en menor medida el orden administrativo al interior de la dependencia, puede ser ejercida la facultad de preservación del orden interno, mediante la cual se hace un llamado de atención verbal al funcionario público involucrado, precedido de un dialogo previo en el cual se escuchan las razones de su comportamiento.

 

La vinculación como servidor público de la SED, implica el sometimiento a los mandatos legales, dentro de los cuales se encuentra el deber de presentar la renuncia y su aceptación por parte de la administración, para separarnos válidamente del cargo.
 
La omisión en el agotamiento de este procedimiento implica la posible incursión en abandono del cargo, prevista como una falta disciplinaria gravísima, que puede generar la imposición de la sanción de destitución en el ejercicio del cargo e inhabilidad general de 10 a 20 años, a lo que se suma la exclusión en el escalafón docente.